¿Es prioritaria la formación/educación cristiana en la iglesia evangélica, hoy día?

La iglesia evangélica en América Latina, se caracteriza actualmente por su rápido y sostenido crecimiento cuantitativo, concurridos y poderosos cultos, activos ministerios de jóvenes, y -en algunos casos- por su influencia política.


La pregunta que surge es la siguiente: ¿En qué nivel de prioridad se encuentra la formación cristiana en la iglesia evangélica hoy día? Cuando hablamos de formación, consideramos todas sus modalidades: discipular, doctrinal, bíblica, teológica, etc.


En muchos casos, no todos desde luego, se advierte cierto desinterés en la formación; en algunos, inclusive, como que la misma es innecesaria o distrae recursos que más vale invertir en otras actividades consideradas prioritarias para la iglesia.


En este punto, es relevante considerar el pensamiento del recordado teólogo salvadoreño Emilio Antonio Núñez, según lo expresó en una entrevista, publicada in memoriam por Lupa Protestante (20/01/2015):


“En verdad, el estudio de la teología no es fácil y a la gran mayoría no nos gusta pensar. Luego se ha hecho una dicotomía en la iglesia evangélica tradicionalmente entre teología y la evangelización, teología y educación cristiana, teología y administración, cuando en realidad la teología abarca todo eso, porque aún la administración de la Iglesia es teología práctica. La teología de la evangelización, algunos son evangelistas y no quieren oír hablar de teología. Cuando están presentando un mensaje que fundamentalmente es teológico (…)”.


En nuestra opinión personal, la formación y/o educación cristiana debería ser absolutamente prioritaria en toda iglesia evangélica, ya que así interpretaremos verdaderamente el espíritu y la letra de la Gran Comisión:


“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” Mateo 28:19-20


¿Qué opina usted?

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo